Avisar de contenido inadecuado

Laboratorio IFACH (II): El lavado del material

{
}

Laboratorio IFACH (II): El lavado del material

Una vez comprobado que todo el material de la unidad se encuentra en el laboratorio, se inicia el proceso de inventario, con el lavado. Bajo ningún concepto se lavarán los objetos metálicos, el vidrio, lítico, y aquellos elementos cuya naturaleza pueda ser afectada por la acción del agua, como los yesos o revocos que deberán ser ligeramente frotados en seco con un cepillo.

 Se lavará con agua toda la cerámica sin utilizar salfumán ni ningún otro producto químico similar, utilizando un cepillo de uñas para limpiar, sobre todo, las juntas y las superficies, salvo en los casos de cerámica pintada o engobada, que podría perder estos tratamientos, en tal caso se frotará la superficie con los dedos. De esta misma forma se actuará con los restos de fauna. Así mismo, los fragmentos de tégulas e ímbrices serán lavados, puesto que pueden tener algún tipo de inscripción, difícilmente apreciable antes del lavado de la pieza, a excepción de los fragmentos que poseen restos de revoco, que deberán ser limpiados en seco con el cepillo de uñas.

El secado se realizará sin alterar el contenido de cada bolsa, nunca directamente al sol, y se dejará secar el tiempo necesario para que la humedad desaparezca totalmente de las piezas.

{
}
{
}

Deja tu comentario Laboratorio IFACH (II): El lavado del material

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.