Avisar de contenido inadecuado

Defensa compartimentada: Glosario de Fortificacion Medieval (15)

{
}

Acceso por la torre Suroeste del Palau de Castalla, enlace clave de la defensa compartimentada del castillo

La compartimentacion de la defensa es un conjunto de disposiciones estructurales adoptadas para potenciar una defensa en profundidad escalonada dentro de la posición, de forma que una penetración exterior y puntual no desborde el conjunto, y que la pérdida de un sector no impida o comprometa la defensa de los subsiguientes que se puedan oponer sucesivos obstáculos a la progresión interior, y que si fuera preciso, una pequeña parte de la fortaleza pueda servir de refugio viable a la pérdida de la casi totalidad de la misma.

Esta norma no está concebida spñp como respuesta a posibles coyunturas adversas que puedan surgir en el transcurso de una agresión, sino que también responde a recursos tácticosc. omo es la posibilidad de tener que defenderse de un golpe de mano con escasísimos combatientes.

El caso que mejor conocemos en la provincia de Alicante lo muestra el Palau del Castillo de Castalla, un enorme ejemplo de compartimentación de la defensa. En el Palau, dispuesto en tres plantas, la articulación del recorrido interno por el palacio que se convierte en un sistema defensivo de carácter pasivo y disuasorio donde la escalera de caracol de la torre Suroeste es el eje que articula los diferentes niveles del edificio. El tránsito comienza desde la puerta de entrada, un sistema de acceso nada convencional, con un largo pasillo con doble recodo protegido por troneras de cruz y orbe hacia el exterior y una aspillera, creado con la clara idea de dificultar la intrusión violenta de enemigos. Una vez traspasado el acceso, nos encontramos en el patio del palacio, situado a la altura de los semisótanos.

Desde el patio sólo se puede acceder a las plantas superiores a través de la estancia contigua a la torre Suroeste. En el resto de la planta semisótano no existe ni altura suficiente ni aperturas visibles que permita pensar que existe otro medio de acceder a las plantas residenciales, y éste sería a través del patio.  La existencia de este acceso sólo amplía las posibilidades de acceso a las plantas y por tanto, aumenta las obligaciones de estancamiento del edificio: a más accesos, más puertas que cerrar. De esa manera, cualquier ataque que consiguiese traspasar el acceso y se viera con ambas entradas cerradas, se vería acorralado en el patio, siendo un blanco perfecto para los defensores, sólo sería suficiente con atrancar las puertas que conectan con la escalera de caracol de la torre Suroeste.

En el caso que el enemigo consiga tomar la estancia contigua a la torre y por tanto, tener acceso a la escalera de caracol, ésta no es continua hasta el camino de ronda sino que sólo lleva hasta la primera planta del palacio. De esta manera, la última planta y el remate aún se encuentran a salvo, atrancado la puerta que se encontraba al inicio de la primera planta. Sin embargo, de salvar dicha puerta, el enemigo debería recorrer toda la primera planta para acceder a la escalera, que se encuentra en la torre Noroeste -cuyo arranque lateral aún se conserva-  y que permitía el acceso al siguiente nivel. Por lo tanto, cerrando dicha puerta, la segunda planta y el remate volvían a quedar aislados. Si el enemigo conseguía traspasar dicho paso, accedía a la segunda planta, en la que le volvía a ocurrir lo mismo que al principio. O sea, debería recorrer nuevamente todo el segundo nivel para acceder a la escalera de caracol de la torre Suroeste que permitía el acceso al adarve.

En el caso del segundo piso, nosotros pensábamos que el acceso al adarve podría  situarse a través de la torre Noroeste, ya que existe una puerta en ese punto. Desde ahí, hasta la crestería se podría acceder  con una escala de madera que se retiraría para aislar el nivel superior y último del edificio. La propuesta de rehabilitación ha modificado esa hipótesis, planteando un acceso en rampa, situado inmediatamente a la escalera de caracol que lleva a la última planta de la misma torre y, desde ahí, al adarve. Aunque nos pueda parecer correcto, como solución para un mejor tránsito de las futuras visitas, no lo creemos real, a la vista de los restos del edificio. Una escalera que conecte con la ultima planta de la torre y que no lleva a ninguna parte no es la manera de acceder al adarve. Por eso, seguimos manteniendo la idea de un acceso por trampilla y escala de madera que, bien puede situarse en la torre Noroeste o bien en la propia torre Suroeste. 

De esta manera, la hipotética conquista del palacio se complicaba enormemente y permitía a los defensores economizar los esfuerzos en su defensa. Este sistema, que hemos podido constatar en Castalla, permite establecer dos importantes reflexiones. Por un lado, demostrar que aunque construido con la intención de ser un recinto residencial, su cercanía a la frontera y su ubicación estratégica obligó a dotarlo de elementos defensivos visibles e invisibles como éste, demostrándose nuevamente, la perfecta concepción que del edificio se quería tener desde un principio. Por otro lado, sería interesante comprobar si este tipo de sistemas de compartimentación aparecen en otros castillos, cuestión que esperamos abordar en próximos trabajos.

{
}
{
}

Deja tu comentario Defensa compartimentada: Glosario de Fortificacion Medieval (15)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.