Avisar de contenido inadecuado

El asalto frustrado a Barcelona: La destrucción de IFAC (II) (Año 1359)

{
}

El asalto frustrado a Barcelona: La destrucción de IFAC (II) (Año 1359)

A finales de abril de 1359, la flota castellana zarpó de Sevilla, señalando como puntos de reunión Algeciras y Gibraltar. En la primera escala esperaron la llegada de las naves portuguesas, pero cuando se hizo evidente que no iban a acudir, la flota puso rumbo a Levante a primeros de mayo. Una vez en Cartagena el rey mandó que unas galeras acechasen los movimientos de los aragoneses y perturbaran la navegación en el golfo de Valencia. Después de aprovisionada la flota, Pedro I ordenó zarpar hacia Guardamar para vengar el desastre del año anterior. Allí desembarcó sus tropas el 4 de junio, conquistando la villa y su fortaleza a los pocos días. Después de dejar una pequeña guarnición, reanudó la navegación bordeando la costa hasta anclar en los Alfaques, en la desembocadura del Ebro, donde se le unieron las naves portuguesas al mando del Almirante Pessanha. En las cercanías de Tortosa aguardaba el Cardenal legado Guido de Bolonia, enviado por el papa Inocencio VI para convencerle de la necesidad de llegar a un acuerdo con Pedro IV, pero sus esfuerzos resultaron inútiles.

El 9 de junio de 1359, la flota castellana avistó las playas de Barcelona, donde se encontraban 12 galeras aragonesas que se acogieron a la protección de la ciudad, y esa misma tarde Pedro I ordenó un ataque. Los castellanos disparaban bolaños de piedra desde sus trabucos ubicados en los castillos de proa y popa de sus naves, pero las defensas barcelonesas eran resistentes y contraatacaban con bombardas desde las proas de las embarcaciones amarradas en el puerto. Una de ellas llegó incluso a destruir gran parte de la nao capitana donde se encontraba el mismo rey de Castilla, lo que obligó a retirar sus naves de a una distancia más prudencial. Al día siguiente, Pedro I ordenó la retirada a Tortosa para un reagrupamiento. Aunque desde el punto de vista estrictamente militar, el ataque contra Barcelona constituyó un sonoro fracaso, no cabe duda que el alarde de que hizo gala la Marina de Castilla al llevar a cabo sin enormes pérdidas una operación semejante, a enorme distancia de sus bases, fue toda una demostración de madurez y destreza militar.


 

"... lo dit rei de Castella, maná dar batalla contra lo nostre estol ab les dites galeres e naus que hi feren acostar...."(Crónica Pere el Ceremoniòs, Cap. 23; SOLDEVILA, 1973, 1135). 

"...e la nostra nau disparà una bombarda e ferí en los castells de la dita nau de Castella e desguastà los Castells e hi ocís un hom. E, aprés poc, ab la dita bombarda feren altre tret e ferí en l'arbre de la nau castellana e en llevà una gran esquerda e hi deguastà alguna gent. E l'almirall de Castella veent que ells estaven aquí mes per llur dan e deshonor que per profit algun manà tirar tot l'estol fora de les tasques..." (Crónica Pere el Ceremoniòs, Cap 24; SOLDEVILA, 1973, 1135).

{
}
{
}

Deja tu comentario El asalto frustrado a Barcelona: La destrucción de IFAC (II) (Año 1359)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.